8.25.2016

It's Winter again.

Ha sido Verano desde hace casi ya dos años. El débil soplar de otoño ha empezado ya, pero el Verano se muestra firme.

Sin embargo el débil soplo del otoño sorprenden al no tan estable Sauce. Desvistiéndolo. Sus largas hojas que le dan un aspecto terrorífico, empiezan a dejar las delgadas ramas para reunirse con el suelo que empieza a enfriarse. El Sauce ve aterrado hacia sus hojas inertes. Siente como la ansiedad consigue camino a él, tan fácil como los nutrientes por sus raíces. De repente se siente solo. Triste. Acobardado. Inmóvil. Tan tieso como su cuerpo, espera ahogado en su ansiedad. Expectante a que el invierno lo devore.

El miedo que crea la partida del Verano, mezclado con las ansias de la llegada del Invierno crean en el Sauce interés. El viento frío lo cautiva. 

La noche Invernal llega y con ella una helada Llovizna. Una triste y profunda Llovizna. El Sauce intenta consolar la Invernal noche sin mucho éxito. Absorbe la tristeza y se convence de que así, la noche no se sentirá mal. Desea que ambos, tanto él como la noche tuviesen brazos. Anhela entrelazarse en un abrazo que no termine y curar el dolor de la noche. El Sauce cierra los ojos para dormir, pensando en el frío Invierno.

Es de mañana y el Invierno ha llegado. No obstante el Sauce siente ser el único que lo nota. Que triste es sentirse atraído por algo tan blanco, pero aún así, oscuro. El viento frío del Invierno sopla fuerte y el Sauce siente como esas uñas afiladas de rosa pastel pasan suavemente por su corteza. El Sauce queda desnudo y helado tras la llegada. Se siente solo y aún más triste. El viento del Invierno no sopla siempre. 

La muerte, la nostalgia, la eternidad, el ciclo de la vida, el destino acabará cumpliéndose pese a todos los esfuerzo por evitarlo.

¿Pero sabes que es lo más bonito? El Sauce... florece en Invierno. 


"Si encontramos una persona,
alguien que puedas abrazar
con la que puedas cerrar los ojos
a todo lo demás
puedes considerarte muy afortunado
aunque dure solo un instante"

el invierno, de ser persona
tendría el cabello corto
negro, como la noche
una sonrisa tierna
triste, pero que se deja querer
las uñas de rosa pastel
y un smiley

2.14.2016

Saltamontes

¿Alguna vez me has pensado y dicho para ti misma, "él es el indicado"?...

Your kisses
  Cuando te acercas a mi abriendo tus labios, con tu aroma en un beso. Cuando tu lengua baila dentro   mi boca, con la libertad que encuentra.

Your body
  Por que no puedo dejar de decir la verdad. Por que me encanta verte en cuero. Por que disfruto cada   curva de tu pequeño cuerpo. Por que me excita tocarte. Por que tu aroma me sabe demasiado bien.

 Your hands
  Tomando las mías. Sobre mi cabello. Sobre mi piel. Sobre mi sexo. Acariciando cada milímetro.         Memorizándome.

You
  Siendo mía.


Perdóname por ser amargado, pedante, pero poco a poco me harás ir mejorando.

...por que yo siento que tú eres la indicada

1.12.2015

Así empecé a odiar a la chica de rojo

Esta es la primera vez oficial que esribiré al respecto. Y quizá sea la última...

El estado mental que te posee cuando se comienza una relación de pareja evita que veas un poco más allá de esa persona.

Como un juego, todo empieza.

    Comienza. 
        Se reproduce. 
            No lo hace más. 
                Se deteriora. 

    Muere.

"Let's make this last forever" -nos repetimos interminables veces.
"Entre el 0 y el 1 hay infinitos números. Están el 0,1, el 0,12, el 0,112 y toda una infinita colección de otros números. Por supuesto, entre el 0 y el 2 también hay una serie de números infinita, pero mayor, y entre el 0 y un millón hay infinitos más grandes que otros."
"¿Cuánto es para siempre?" -preguntó Alice. "A veces, solo un segundo" -dijo el conejo blanco."
El ser humanos, nos hace ser complicados. Lo prohibido es más atractivo...


Quiero besarte los labios -le dije a J tras vacilar. 
Ella solo pensó que era un juego. Más sin embargo yo anhelaba ese beso. El sólo hecho de ser prohibido me excitaba. Después de decirlo, no sentí mas que ansias. Lo deseaba. Cada oportunidad que se presentaba, vacilaba. Lo que no tenía presente en ese momento es que todo viene sin ser buscado.

No fue uno. Prohibido. No fueron dos. 

Su aroma me sabía demasiado bien. Prohibido. Su lengua jugó conjunto la mía en un mar de placer que ahogó nuestras bocas en pocos segundos. Prohibido. Estuvo mal. Pero se sintió... demasiado bien.

      No fue sólo esa noche.

            No fueron sólo besos.

                  No fue sólo placer.

Los síntomas eran obvios. Sin embargo, es necesario enfatizar que mi pareja era la chica de rojo. Todo se hizo en secreto. Bajo llave. Prohibido. Nos precipitamos y fuimos juzgados por un "tercero", quien estaba enterada de mi situación con la chica de rojo.

Larga, incómoda y reflexiva charla

Al día siguiente, la chica de rojo y yo, no eramos pareja. Dos días después de ése, lo éramos. Dos días más y no lo éramos. Varios días transcurrieron en ese doloroso y estúpido juego que propuse...

Estaba demasiado confundido. No hay manuales para cosas como esas. Para los momentos en los que debía estar con la chica de rojo un sentimiento de incomodidad me embargaba. La relación había dejado de ser lo que era. Ahora, cuando estaba en presencia de J, la chica de rojo, simplemente no existía.

Empieza una parte en la que me denominé: Siendo patético.

Llegó un día límite donde me encontré contra la espada y la pared. La autoestima era la espada. La chia de rojo, la pared. La llamé para volver. Pretendí llorar. Pretendí amarla de nuevo. Prentendí desespero. Pretendí sentirme mal por haber hecho lo que hice, pero en realidad me sentía mal por lo que estaba por hacer. Pretender. Así como pretendí no querer mas a J. No le hablé más. No la vi más. No la saludé más. No más, de nada.
¿Por que? 
¿Sinceramente? Sentí que mi autoestima no me permitiría avanzar si tenía que soportar estar en la misma habitación que la chica de rojo sin dirigirnos si quiera la mirada después de dos años de noviazgo, sin mencionar toda la amistad...

Monotonía. Aburrimiento. Era inevitable. Había creado una mentira. Una mentira que como un terrón de azúcar dentro de un vaso de café, pronto se desvanecería. Pero ya había sembrado la semilla y por supuesto, ya había germinado. No tenía cara para volver a arrancar de raíz todo. Me daba... pena. Vergüenza. Y más importante aún, no sabía como.

La vida da muchas vueltas, y de tantas vueltas acabé encontrándome con J una vez más. Fue reacia, y no la culpo. Es obvio. Un mecanismo de defensa tan bueno como cualquier otro. Fue incómodo. Ella no entendía y creo que yo menos. Todos esos sentimientos de abril volvieron y me revolcaron como revuelca una ola a un niño en la orilla de la playa.

En el fondo siempre supe que pasaría, por eso la evitaba. Por eso volteaba la mirada cada vez que estaba presente o, no pasaba más de un "hola" y un distante beso en la mejilla. Me alejé por que sabía que querría envolverme en sus abrazos de nuevo. Apreciar su aroma a tan solo un beso de distancia. Sentir su calor unirse al mío. 
Y así fue.
Era calurosa la tarde. No había luz. Estaba recostado de la pared con la espalda desnuda, y me echaba aire con mi propia sábana. Ella me abrió la puerta.
¿Quieres seguir siendo mi novio? -preguntó.
Ya conocen mi respuesta. Intenté quedar "bien" por caballerosidad, pero la caballerosidad ya la había perdido hacía mucho tiempo. No nos vimos por un tiempo. Ésto me ayudó a alejarme de la espada y separarme de la pared. Tan pronto lo vi conveniente, le conté todo a J. La confusión conquistó su rostro. Ella me contó todo a mi. La decepción conquistó el mío. La había lastimado mucho más de lo que nunca imaginaría.

El ahora.
He estado pensando  últimamente en ella, en la chica de rojo.

¿Nunca han querido ver sufrir a alguien? Quiero, es más, me gusta pensar que se está desangrando aún. Que aún no muere. Que sigue en ese limbo donde te aferras con todo a la vida o te dejas llevar por la muerte. Por alguna razón me gustaría ver sus lágrimas resbalarse por sus mejillas una y otra vez.

Nunca habría querido algo así. No tenía razón. Pero la señorita S, me la ha dado. Ella plantó esa semilla en mí. Su nueva amiga. Su “protectora”. S, la salvadora de los menos favorecidos. Su hipócrita influencia sobre mis círculos hace que odie a la chica de rojo. ¿Por qué, Maurizio? ¿Por qué no odiar a S, en cambio? Porque ella es solo una herramienta.

Pero tú, tú eres quien la empuña.

7.08.2013

Un pequeño antojo.

   Un maldito hombre le arrebató la esencia. Su amada. Su vida. No tuvo oportunidad de verla nunca más. Y aquello debía ser saldado. Lloró tanto como un hombre puede llorar por su mujer. Su corazón se arrugó y secó, se tornó negro. Venganza. Él no vio nada ni a nadie. Pero imaginó mil y una tortura para aquel maldito. Juró hacerlo sufrir tanto que suplicaría acabasen con su miserable y maldita vida de una vez por todas. Pero no lo haría. No lo haría hasta sentir haber cobrado lo que se le debía. Claro que, nunca, ¡nunca!, cobraría aquello que se le había arrebatado. Sólo acabando con su propia vida volvería a estar con ella. Pero él sabía que ella no hubiese deseado aquello.





   Hubo algo en aquel hombre que subió al colectivo. Algo que él supo. Él, de alguna manera, supo que aquel hombre que había subido había sido el hombre que le quitó todo lo que él tenía. Solo bastó una mirada. Una mirada que sostuvieron por menos que milésimas de segundos. Pero en ese tiempo vio todo. 
   A medio camino del colectivo el hombre sacó un arma. Amenazando a todos. Un robo. <<Un maldito y estúpido robo>>, pensó. <<Tu vida acabó aquel día, junto con la de mi amada>>.
   El hombre pasó junto a él apuntándolo con el arma. De alguna manera obtuvo la rapidez necesario para doblarle la mano hasta fracturarle la muñeca, y con los propios dedos del asaltante dispararle justo en la entrepierna. Se paró de un salto. Tomó el arma con sus propias manos y disparó una vez en cada rodilla. Pudo sentir como la bala salía del cañón. Pudo escuchar incluso como se rompía el hueso. Se le acercó al oído mientras gritaba.
   -Morirás hoy. Pero no sin antes sufrir.
   Se incorporó. Vio al hombre tendido, retorciéndose de dolor y gritando. Respiró hondo y lo pateó en la entrepierna. Se llenó de sangre. No le importó. Volvió a tomar aire. Revisó el cargador. Tres balas. <<Perfecto>>, pensó.
   Disparó dos a cada codo. Y mientras el hombre gemía y chillaba le disparó con la última bala en la garganta. 
   Desde su altura vio desangrarse al imbécil. ¿Lo culparían a él por tomar justicia por mano propia? <<Imbéciles>>, les dijo en un susurro. <<Debería de matarlos a ellos también>>. Pero no. Ése no era él. Te tiró el arma encima al hombre. No fue necesario pedir la parada. El bus yacía inmóvil en medio de la carretera. Se bajó, salpicado de sangre. Y se fue. 

7.01.2013

La mosca.

<<Más que besarnos, incluso más que desnudarnos y acostarnos, ella me tomó de la mano...



     Ella piensa que escribirle a alguien que está molesto contigo es difícil. Para mí, más difícil aún, es escribirle a alguien con quien tú estás molesto. Sólo los peores pensamientos acuden a tu imaginación. Se te ocurren mil y un maneras de desahogarte. Decirle todo de una buena vez. Pero con ella he aprendido que a veces es mejor guardarse las palabras. El único problema es que aún no sé cuando debo guardarlas y cuando no. 
     Soy de sentimientos débiles. Y me refiero a que los tengo en flor de piel. No soy muy bueno para ocultarlos. Ni los buenos sentimientos, ni los malos. Soy de facciones expresivas. Ella estará de acuerdo conmigo. Feliz. Molesto. Preocupado. Ansioso, ¡ah! Las ansias. Mi enemiga. Bueno, si hablamos de enemigos, el peor es el pensar. Pensar más de la cuenta. Pensar en, resumiendo, malas cosas. 
     Me sentiría aliviado el saber que piensa. Me gustaría saber por qué a veces es tan poco dada para hacer las cosas. Me encantaría que me detallara que siente. Cada segundo. Me interrumpe el sueño sentir que no me cuentas todo por ser tan cerrada. Sólo quiero respuestas te su parte ¿acaso estoy pidiendo demasiado?
     Cualquier poeta me reclamaría que si no me basta el puro y sincero amor que ella me recita. Que cualquier molestia o espina son cosas de la vida. Que las soporte mientras duran y las olvide mientras pueda. Pero la verdad es que soy un hombre curioso. Muy curioso. Es de mi gusto encontrar respuestas.



...siendo un par de extraños. Eso es amor>>



La mosca que me pasó por la cabeza tenía bastante que decir, ¿no te parece?



12.08.2012

Cuando te extraño.

Eran las 18 horas.

Se tuvieron que separar por un corto tiempo. Pero esto no fue obstáculo para que su cara cruzase sus pensamientos o su nombre fuese pronunciado de sus labios.

Se encuentra inundado en un mar constituido por ella. Sólo habla de ella. Sólo piensa en ella. Sólo vive por su futuro. 

Son las 19 horas.

En un apuro se movió veloz sobre el asfalto para su encuentro. Tristeza para él que no encontró más que el vacío silencio. Sin embargo, éste sabía que ella se encontraba en algún lugar pensando en él. De la misma manera en que él mismo piensa en ella.


Uno desea obsequiarle un beso de buenas noches a la chica de rojo. 

11.09.2012

Roses.

El mago no ha hecho aparición desde La Blanca. Cuyo color fue excéntrico para su seguidora. La chica de piel caramelo y los ojos azabaches. La chica del labial sangre y el dado lengua.

"Cuando sus rosas siempre fueron de rojo sangre..."

La primera, La Roja, florecida de su espalda.

Para la segunda; La Blanca, usó un encantamiento para hacerla flotar en frente de su nariz. Solo necesitó desviar la vista de Morfeo. E incluso dejó una carta en la mesa. Hace ya casi 5 meses desde entonces. 

Ahora el mago está preparando un nuevo truco. De un color inimaginable. De un color que jamás se pensaría ver en una rosa. 

11.08.2012

Flechas.

Aún sin confirmar, a veces, es obvio el efecto que las palabras tienen sobre los demás.

Siempre que esos atisbos de molestia se asoman a la superficie del iceberg es por culpa de las palabras que son arrojadas como flechas incendiarias desde los labios rosados que tanto le gustan.

En esos momentos el arrepentimiento sube por sus piernas y le hace caer sobre sus rodillas. La reflexión ataca sus pensamientos que corren de un lado a otro. Los nervioso se escurren por todo su cuerpo al pensar que debió callar y hacer un simple esfuerzo...

Pero ahora lo ataca la confución al darse cuenta que siente lo contrario en el fondo. De que el iceberg debe de entender por qué ciertas flechas son lanzadas.

Ahora lo que siente es desesperación por que él sabe que el iceberg entiende. Pero parece que el que no entiende es él...


8.10.2012

Inspiración.

Curioso es que un montón de palabras apiladas en un orden coherente, e incluso seductor, le hagan sentir correr la sangre por las arterias, desde el corazón a todo el cuerpo y de vuelta, mientras se imagina como sus propias palabras se forman en su cabeza. Uniéndose. Calzando. Como un rompe cabezas. Creyendo poder ser inspirador. 

Con recelo observa la hoja en blanco y el lápiz zumbante que sostiene a  su derecha que, como un soldado, está quieto esperando por una nueva orden. Piensa en la inspiración pero no llega a nutrirse de esta. Lo sabe. Sabe que hay un montón de ideas en su cabeza pero aún no encuentra la manera de llevarlas al carbón. Al papel. 

Se distrae y se olvida. El papel se torna amarillo y el carboncillo se debilita. Al igual que su poca inspiración. 

8.08.2012

Fuck it.


Un vacío en el estómago lo atormenta. Miedo. Como si se estuviese ocultando constantemente de algo o de alguien. 

¿Se está ocultando? 
¿De qué? 
¿A qué le teme?

La última hora antes de pararse de la cama es... claustrofóbica. Los sueños; los pensamientos le atan. Está despierto. Consciente de ello. Sin embargo no puede abrir los ojos. No se puede escapar. interminable. 

Es un tonto. 

Dejarse dominar por su mente, ¡Ja! ¿Que será lo siguiente? ¿Sucumbir ante los miedos? Que manera más patética de morir. Que tragedia. Otro Aquiles. Gran potencial. Estúpido talón. 

Quizá escapa de si mismo. 
¡Eso! 

Huye de sí. De sus pensamientos. De la claustrofobia. Pronto llegará al final del camino. Pronto. Pobre imbécil. Pobre tonto. No sabe lo sencillo que es. 

2.18.2012

La chica de rojo.

Todos los miedos, cuando cerramos los ojos y juntamos nuestros labios, se desvanecen. El silencio y la pasión se funden en el aire. Te formas en mi mente. Una delicada curva para tu sonrisa. Dos ámbares para tu mirada. El azabache en tu cabello. El infinito en tu cintura. El caramelo para tu piel. La melodía para tu voz. Y el rojo para tu labial. 

12.05.2011

Sometimes Things Can Get Complicated.

¿Qué sería de la vida sin un poco de drama?

Un cuento sin narrativa.
Una caminata entre cielo y tierra sin emociones. 

Entonces nos encontramos preocupados por lo que pueda suceder. Sin siquiera pensar que lo que ocurre pueda ser lo mejor. Sea cual sea la decisión que tomes. Lo que sea que digas. Que hagas. Lo que sucede es lo que tenía que pasar. Así pues, espero a un lado, metiendo el pie de vez en cuando, para ver que pasa. 

"Smile Please"-She said so did I.

11.21.2011

She wears a tongue-piercing and she uses red lipstick.

Casi desde la ruptura con mi primera novia decidí que era mejor estar solo. Por muchas razones ¿razones egoístas? Quizá. La mayoría tenían razones de ser. Explicaciones. Bastante lógicas para mí. En su momento. Ahora no tanto. Sólo me inventé más excusa para dejar vacío un espacio. Pero la soledad también tiene perjuicios. Al igual que todo.

Claro que escribo esto por ella.

Nerviosa, distraída, risueña. Tierna y cariñosa. Tiene un piercing en la lengua y usa labial rojo.

Estar con alguien es importante. Algo lindo ocurrirá. 

I say that you shine brighter than anyone
Brighter   By   Paramore.





9.16.2011

La Mayor Mafia.

La iglesia católica no es más que la más grande mafia del planeta. Tiene suficiente pasta para acabar con el hambre del mundo tres veces. Sin embargo se encierran en grandes salones rezando por aquellos menos afortunados a un dios de dudosa existencia. Ellos se hacen millonarios con la ingenua creencia de las personas. Con su esperanza. 

Aun así las personas adoran a una persona que apodan como el "vicario de cristo", ¿Cómo permitimos que se nombre un mortal, una persona común y corriente como el vicario de un supuesto dios?  

Escondido bajo el manto de la inmunidad diplomática. Dada no más ni menos que por sus "seguidores". Por sus creyentes. Están incluso exentos de error a la hora de hablar de fe o moral. Entonces ¿tienen el poder para cambiar nuestra moral? Considérenlo. Le han otprgado la infantería para el mayor ataque y la muralla para la mejor defensa. 

No me parece correcto creer en la iglesia. Ya lo de la religión sería a criterio de cada uno. Yo simplemente escogí no creer en nada. 




9.07.2011

Valor.

Why, hello!


Supongo que no entendieron mi punto en la última entrada. Fue culpa mía. Supongo. la cuestión es que no me importa si alguien publica algo de su vida, algo irrelevante, o una anécdota divertida o interesante, lo que me molesta son aquellas personas que comparten cosas que pueden etiquetarse como privadas y que no están abiertas a las críticas constructivas o no constructivas... Eso es lo que me molesta.

Es como pedir ser famoso sin paparazzis, las 12 del día sin luz, comer sin comida...

_____

Un político de mi país dijo: "En un país donde la vida no vale nada no puede existir progreso"

Cierto teóricamente. Pero quien es él para decidir cuanto vale la vida de los demás. O más aún para calificar el valor de una vida por una porción de tierra. Lo puede ser tan valiosa en África como en Estados unidos. Eso no lo determina más nadie que el propietario de su vida. No creo que me esté explicando bien. Es decir, yo no puedo decidir si sus vidas son más importantes que las mía. O viceversa. Solo ustedes son capaces de etiquetar sus vidas como valiosas. Nadie más. 

No dejen que nadie los pisotee. Es más fácil decirlo. Lo sé. Pero hagan el intento. También es fácil decirlo. Pero si no lo intentan, la teoría se cumplirá de esta manera: Si no le das valor a tu vida, no progresaras. 

____

A todos esas personas que se pasan y no comentan... se que vienen, por qué ahora el blogger me deja saber cuantos me visitan... Vamos! No es difícil comentar! 

Los veo el próximo viernes. 


P.D.: No estoy seguro de poder estar el viernes, así que publico hoy. Pero lo haré regularmente los viernes. 

9.02.2011

A mi manera.

¿Sobre que se puede hacer un blog? una pregunta muy profunda, ¿No creen? de cualquier cosa, así que déjenme reformular la pregunta: ¿que puede entretener a la audiencia de un blog? no lo sé. Si no, no estuviera aquí haciendo preguntas obvias. 

Les podría contar la historia de mi vida. Lo que pasa cada segundo. Pero no lo haré. Si quieren saber que pasa con mi vida pregúntenme y así les podré negar a todos por privado. Sin embargo lo que puedo escribir es lo que pienso. Sobre cualquier cosa: una alfombra, las siete de la tarde, mayo, las sandías maduras, el mundo. Lo que sea. Eso haré. 

A ver: una pregunta ya bastante repetitiva para mi, ¿porqué las personas se empeñan tanto en hacerles saber a los demás lo que pasa en sus vidas privadas, por medio de las redes sociales, si después etiquetan a todos de chismosos? ¿Porqué esa necesidad de hacernos saber lo que hacen y lo que no? ¿Porqué?